Airfal adapta su TR2 para altas temperaturas y duplica su potencia

La empresa aragonesa fabricante de luminarias mejora su modelo de estanca TR2, otorgándole más potencia y permitiéndole también soportar temperaturas hasta 80 °C. La demanda del producto por parte de los clientes y la capacidad de Airfal de crear y personalizar sus luminarias han hecho posible esta nueva versión de TR2, perfecta para campanas extractoras industriales. 

Airfal International S.L. fabrica una nueva versión de su modelo de estanca TR2 y le otorga más potencia permitiendo también su instalación en espacios con temperaturas que puedan alcanzar los 80°. Ante la demanda de los clientes y la evolución del propio mercado, la empresa aragonesa ha creado una nueva TR2 que duplica su potencia y  que puede instalarse en zonas con temperaturas muy elevadas.

La TR2 es una luminaria estanca con una protección contra los impactos de nivel 10 (IK10), contra la penetración de agua y polvo de nivel 68 (IP68) y con un cuerpo de metacrilato de 5mm de espesor. Esta luminaria une estanqueidad, robustez y diseño, y la hace ideal para el uso en cocinas industriales.  A pesar de que ya existía un modelo para funcionar en zonas con temperaturas hasta 80 °C, las opciones estaban limitadas a modelos de 1 tubo de 58W, desde Airfal queríamos conseguir que esta luminaria fuese capaz de iluminar estas zonas hasta 80 °C con potencias de 2×36 y 2x58W.

Ante este nuevo reto para el departamento técnico y el laboratorio, se planteaban varios problemas. Debido a la alta temperatura que alcanza la luminaria esta TR2 sólo podía incorporar un equipo electromagnético porque el electrónico no aguataba el calor. Asimismo, tampoco podía ir con dos fluorescentes porque los propios tubos superaban también la temperatura incluso del equipo electromagnético y fundían incluso el cuerpo de la luminaria.

Tras varios estudios y diferentes pruebas, se logró la instalación de dos tubos fluorescentes para duplicar su potencia y un equipo electrónico. Para conseguir esta solución, se han separado los tubos fluorescentes y el equipo en dos piezas. De este modo obtenemos una única luminaria con dos cuerpos unidos por un cable.

El primero de los cuerpos contiene dos tubos fluorescentes, lo cual duplica la potencia de la luz, y unido a éste por un cable térmico, un segundo cuerpo en el que se encuentra el equipo de la luminaria. Esta división de la luminaria permite instalar los tubos fluorescentes en el interior de la campana industrial y dejar fuera de la misma un equipo electrónico especial para ambientes agresivos. De este modo el equipo no estaría sometido a tan altas temperaturas y se ilumina la zona de calor sin riesgo de sobrecalentamiento.

La empresa aragonesa Airfal destaca por fabricar de forma íntegra en sus instalaciones las luminarias que produce. Esto permite personalizar los productos y adaptarse a las necesidades de sus clientes y del propio mercado de la iluminación.