La iluminación en túneles de carreteras

túnel-bielsaLos túneles viarios se consideran como tramos especiales de la carretera que según sus características requieren distintos tipos de  iluminación específica.

Para determinar las necesidades de iluminación en cada túnel, se establecen dos categorías de túneles en base a su longitud y a su emplazamiento: los túneles cortos y los túneles largos.

– Un túnel urbano de menos de 125 metros de largo es un túnel corto.

– Un túnel interurbano de menos de 150 m de largo es considerado como un túnel corto.

–  los otros tipos de túneles de menos de 200 metros de largo también son túneles cortos.

Por otra parte para la mayoría de los túneles, se establecen 3  zonas  donde los requerimientos de iluminación son distintos:

-La  boca de entrada o umbral del túnel, donde las necesidades de iluminación son importantes,

-La zona central donde la iluminación requerida es menor pero constante, porque se considera que el ojo del conductor se ha ido adaptando a una iluminación menor.

-La zona de salida donde la iluminación debe prevenir el riesgo de deslumbramiento.

Alumbrado de día:

Durante el día, la luminancia de la luz natural no es suficiente como para asegurar una visibilidad adecuada para el usuario, incluso si este enciende la propia iluminación del vehículo. Por lo tanto, es necesario mantener una iluminación en el interior del túnel en armonía con la luz natural afuera del túnel, al fin de evitar desestabilizar a los conductores que entran en el túnel.

De hecho, en la entrada del túnel, los obstáculos en el interior no se pueden detectar. La entrada  puede parecer como un «agujero negro» a  la luz del día.

Al entrar en el túnel, dependiendo de la velocidad del vehículo, el nivel de luz baja más o menos rápidamente, no obstante el ojo humano no puede adaptarse instantáneamente a una fuerte caída de luminancia. Por eso, la iluminación de día debe proporcionar una iluminación adecuada y que disminuye gradualmente.

Alumbrado de noche:

La iluminación puede ser menor, pero debe iluminar y resaltar las zonas de entrada,  de transición y de salida del túnel.

Aunque parece difícil correlacionar la iluminación y los accidentes en túneles, el papel de la iluminación es clave para mejorar la seguridad y la comodidad de los usuarios en los túneles.   La iluminación es un coste importante en el diseño de este tipo de obra. Es imprescindible establecer muy precisamente las necesidades de iluminación en materia de seguridad. Respeto al medio ambiente, se debe elegir las soluciones de iluminación más adecuadas y más eficaces en término de coste energético.

 Distintos tipos de iluminación

Se establecen 4 tipos:

La iluminación de seguridad: debe garantizar una visibilidad mínima para que los usuarios del túnel puedan evacuarlo en sus vehículos en caso de avería del suministro de energía eléctrica.

La iluminación de emergencia: funciona de manera permanente para que permita guiar a los usuarios del túnel para evacuarlo a pie en caso de emergencia.

La iluminación básica: funciona a lo largo de toda la longitud del túnel.   Puede funcionar con tres niveles distintos: día, noche y noche reducida.

La iluminación de refuerzo: Permite minimizar el riesgo de deslumbramiento y aliviar las dificultades de adaptación al cambio de luminancia.  Funciona de día todo el año sobre todo a la entrada y a la salida del túnel. Estas necesidades pueden variar dependiendo de las condiciones climáticas, el volumen y la velocidad del tráfico.

Cada vez más, los niveles de iluminación están diseñados para poder adaptarse a esos cambios de condiciones de clima y de tráfico, con el fin de optimizar el uso del alumbrado y así limitar el consumo de energía.