Soluciones de iluminación para túneles

La iluminación en túneles es muy importante a la vez que compleja porque no sólo se trata de iluminar un espacio, sino que se necesita aportar seguridad y visibilidad a una zona de tránsito. Además, es preciso tener en consideración la humedad que se suele concentrar en el ambiente, el tipo de vehículos que van a circular por el túnel, si es rodado o ferroviario, así como la longitud del túnel. Por ello, no cualquier luminaria es apta para estas instalaciones.

En caso de que se trate de un túnel largo, es preciso dividir el espacio en cuatro zonas principales, cada una de ellas con unas características y necesidades distintas. Se denomina zona de acceso a los metros previos a entrar al túnel. La zona umbral es el primer tramo interior del túnel y este debe ser el más iluminado ya que al accederse desde la calle, con la luz solar que ronda los 100.000 lúmenes, una iluminación insuficiente repentina puede implicar una ceguera momentánea muy peligrosa cuando se está conduciendo. La zona de transición no precisa una iluminación muy fuerte porque el ojo ya está acostumbrado a la cantidad de lúmenes del ambiente y no es necesario un nivel de lúmenes elevado. En esta zona central la iluminación se mantiene constante. Finalmente, la zona de salida es la que menos complicaciones presenta ya que el ojo tiene más facilidades para adaptarse al cambio lumínico y las siluetas se distinguen en los fondos luminosos.

En función del momento del día, también es inevitable distinguir la iluminación, ya que por la noche no es tan necesario que el túnel esté muy iluminado, puesto que el ojo ya está acostumbrado a la oscuridad. Sin embargo, durante el día, la iluminación debe ser más elevada.

A lo largo de los años, Airfal se ha especializado en iluminación para zonas con características especiales y su catálogo se completa con luminarias de alta especificación técnica para casi cualquier aplicación.

Teniendo en cuenta estas características, además de los distintos modelos de luminarias que Airfal ofrece, sería conveniente tener en cuenta la posibilidad de instalar reguladores para intensificar la iluminación o disminuirla en función de las necesidades que se presenten.

Tunnel

La luminaria Tunnel de Airfal es un modelo estanco construido por materiales autoextinguibles, no prolongador de la llama. Está diseñada para absorber las vibraciones de los vehículos que transitan por estos espacios e impedir que afecte a su funcionamiento. Para minimizar y facilitar las labores de mantenimiento, sus componentes son de larga duración, llegando a ser tres veces superior a una luminaria convencional. Puede trabajar en zonas con temperaturas de entre los -20° y los 55°C en función de la potencia elegida, lo que hace posible su instalación en casi cualquier superficie. Las potencias disponibles oscilan entre los 14 y los 80W y los adjetivos que mejor la definen son eficacia y rendimiento.

TR1

La luminaria TR1 de Airfal es un modelo estanco con una protección IP68 e IK10. A pesar de su diseño industrial, la versión con lamas de alto rendimiento posibilita su instalación en espacios interiores. Su tensión de alimentación es 220-240V, 50-60Hz (electrónica) aunque existe la posibilidad de disponer de otras tensiones, siempre bajo consulta con el departamento técnico.

 Pegaso

El modelo Pegaso está construido con material autoextinguible, indicado para la zona M1. Posee una protección IP68 e IK10, la máxima protección contra la penetración de agua, polvo y golpes. Esta luminaria está fabricada para módulos LED en corriente constante, su temperatura de trabajo oscila entre los -25° y los 40°C y la emisión con leds otorga una temperatura de color de 4000ºK aunque, como ocurre con la TR1, existe la posibilidad de configurar otras potencias y regulaciones. Este modelo puede ir cubierto por una jaula que supone una protección extra.

Rinox

Con el máximo IP e IK, la luminaria Rinox está fabricada en policarbonato, aunque las tapas finales y los tornillos son de acero inoxidable. Puede trabajar en ambientes que oscilen entre los -20° y los 50°C y logra alcanzar una potencia de hasta 80W.  Estaya que existe la posibilidad de implementar un sistema de conexión en línea, necesario en estas infraestructuras además, su IK10 e IP68, le dan una gran polivalencia para multitud de aplicaciones.

Mustang

El modelo Mustang está diseñado para módulos LED y cuenta con una alimentación 220- 240V, 50- 60Hz.  Aunque su cuerpo es de policarbonato opal, las tapas finales son de acero inoxidable, lo que le otorga la máxima estanqueidad.  Puede trabajar en entre los -25° y los 40°C de temperatura ambiente y alcanza una emisión de lúmenes de hasta 4750lm con 32W de potencia, aunque es posible disponer de otras potencias bajo consulta.