La iluminación de edificios con techos altos

La iluminación de edificios de techos altos suele plantear reales desafíos técnicos. Cuando tenemos que iluminar edificios con techos altos, nos enfrentamos a varios desafíos, como la necesidad de reducir la exposición al resplandor, limitar los reflejos, o la necesidad de cumplir con los requisitos legales en cuanto a niveles de iluminación, para una mayor seguridad en el entorno de trabajo.

Las lámparas T-5 fluorescentes se usan a menudo para la iluminación en áreas de techos altos. Permiten cumplir con los niveles de iluminación recomendados y contribuyen en mejorar la calidad de la luz. Hasta hace muy poco, la tecnología LED no era una opción debido a sus altos precios. Sin embargo, la iluminación LED para los edificios de techos altos se encuentra hoy a precios asequibles en el mercado, lo cual permite proporcionar una luz de calidad a un precio más que razonable. Con una luz de calidad, los empleados y los clientes se sienten mejor en su entorno de trabajo, y se cumplen las normas de seguridad a un coste competitivo.

El mantenimiento también se ha de tener en cuenta: se recomienda usar lámparas de bajo consumo, pensadas para reducir los costes. El cambio de una lámpara puede resultar costoso, cuando la lámpara está situada a buena altura, e puede incluso perturbar el buen funcionamiento de su negocio. Así que la fiabilidad de las lámparas que se usan se tiene que analizar con cuidado, y habrá que dar la prioridad a unas lámparas con una larga vida útil.

En Airfal, tenemos una gama de luminarias desarrolladas para cumplir con estos requisitos, y para que la iluminación de su espacio con techos altos se convierta en un éxito. La luminaria Lumex, por ejemplo, está diseñada para la iluminación de espacios industriales, en especial de zonas atex con techos altos.