Cómo llevar a cabo una auditoría de alumbrado

Cómo llevar a cabo una auditoría de alumbradoAunque resulte sorprendente, se pueden optimizar en muchas ocasiones los gastos en instalaciones de iluminación. Las perdidas y gastos originados por falta de planificación o supervisión, o debido a una gestión insuficiente, pueden ser millonarias. Esto resulta aun más sorprendente cuando sabemos que con un poco de supervisión básica, es muy probable llegar a un  10 por ciento de ahorro. Una auditoría de alumbrado  es uno de los primeros pasos para reducir gastos en una empresa, y a continuación le presentamos cuales son  las grandes etapas.

  1. Pedir al cliente si el nivel de luz es satisfactorio o si convendría mejorar ciertas zonas, para asegurarse de que la instalación eléctrica cumple con sus requisitos y que pueda responder a sus necesidades. La mayoría de sus clientes se preocupan únicamente por el ahorro de energía. Si el nivel de luz es insuficiente, será necesario ajustar la propuesta final para mejorar el nivel de luz.
  2. Antes de empezar cualquier auditoría, será necesario conseguir las facturas de electricidad de los últimos  tres años. El objetivo será  entender cuales son las tendencias básicas del edificio durante para determinar si el consumo de energía ha ido aumentando y si hay cierta estacionalidadTomar los kilovatios hora (kWh) utilizados en cada factura y dividirlos por el importe final de la factura. Hacer este calculo para los últimos 12 meses, obteniendo el  KWH promedio que se llegó a pagar en el transcurso del último año. Otros conceptos de gastos podrán aparecer, el objetivo siendo en esta tapa de conseguir el precio real del KWH, que el cliente está pagando realidad y que se usará para la auditoria.
  3. Infórmese de la cantidad de horas durante las cuales un área es activa cada semana. La cantidad de horas durante las cuales las luminarias se usan afecta directamente a la rentabilidad de la inversión. Tomar en cuenta las vacaciones. El objetivo será calcular las horas de funcionamiento anuales para cada tipo de luminaria y / o el área.
  4. Usar los planos o medir la instalación. Tomar nota de las alturas de techo y el de la ubicación de las luminarias existentes. Confirme la potencia y la cantidad de las lámparas existentes.
  5. Usar un medidor de luz para medir la intensidad luminosa en las distintas zonas de la instalación. Apuntar el nivel medio cuando camina en la instalación. Si no existe uniformidad, entonces habrá que apuntar los valores mayores y menores.
  6. También puede medir con precisión los niveles de luz de cada área del edificio. Si la iluminación no fuese uniforme, tener en cuenta los niveles más altos y más bajos.
  7. Mirar cómo se monta cada tipo de luminaria y fotografiar cada área del edificio. Siempre que sea posible, se recomienda usar las ubicaciones de montaje existentes para evitar los costes de instalación de un nuevo cableado.
  8. Seleccionar una iluminación adecuada y eficiente, es decir, que proporcione la misma cantidad de lúmenes que la luminaria previamente usada, con una temperatura de color similar para no molestar a los usuarios.
  9. Tener en cuenta la temperatura de ambiente del lugar a la hora de elegir las luminarias y lámparas. Sabiendo que las LEDs son sensibles a la temperatura y a las altas temperaturas, la intensidad de la luz puede verse afectada, asi como la vida útil de la lámpara. En principio, las LEDs tienen un mejor rendimiento en ambientes fríos, pero cada vez más existen luminarias desarrolladas específicamente para entornos críticos.
  10. imagenUsar un software como Dialux para calcular los ahorros potenciales y simular proyectos de renovación y mejora de la iluminación. El software Dialux permite cálculos de iluminación interior, o de iluminación exterior. Se puede descargar gratuitamente y permite acceder a un amplio catálogo de bases, entre las cuales destacan las luminarias de Airfal.
  11. Durante esta auditoría de las luminarias, también podremos contemplar otras formas de minimizar el consumo de energía y / o de mejorar la iluminación sin aumentar el consumo de energía. Hay posibilidades de ahorro con el uso de sensores de detección de presencia,  que permiten un control de la iluminación. El uso de lámparas con una temperatura de color adecuada también permite aumentar la iluminación sin coste adicional.
  12. Elija lámparas con una larga vida útil, esto reducirá el costo de los gastos de mantenimiento y de reemplazo de las bombillas. Integrar los costos de mantenimiento en la auditoría porque el mantenimiento es no sólo una fuente potencial de ahorro adicional, sino un factor de éxito para desarrollar una iluminación más efectiva y eficiente.