Estanqueidad y protección a los golpes de las luminarias

SilverCuando abrimos un catálogo de luminarias, estamos acostumbrados a ver nomenclaturas y símbolos, que quizá en ocasiones no sabemos interpretar. Dos de los parámetros que más definen una luminaria son la IK e IP de las pantallas. Pero, ¿qué significan realmente? ¿Lo sabemos interpretar? En las siguientes líneas vamos a definir estos parámetros que nos ayudarán a elegir qué luminaria se adecúa más a nuestra instalación y su entorno.

Código IP

El código IP indica el grado de protección de una pantalla contra la penetración de cuerpos sólidos al interior de la envolvente y contra la penetración de agua. De este código se desprende su impermeabilidad y su aislamiento del entorno, así como la facilidad de acceso al interior por parte de las personas. Este código está formado por las letras IP y por dos dígitos.

La primera de las cifras puede variar entre el 0 y el 6 y garantiza la protección contra la penetración de objetos sólidos al interior de la pantalla. En este caso, el 0 indica que la luminaria no está protegida, mientras que el 6 señala que se trata de una envolvente completamente impermeable al polvo.

El segundo de los dígitos puede ser una cifra entre el 0 y el 8 e indica la protección de la pantalla contra la penetración de agua y sus efectos perjudiciales. El 0 indica que no hay protección y el 1 protege contra la caída vertical de gotas de agua. El 8 apunta a que la envolvente es totalmente impermeable contra la inmersión prolongada, con una duración de la inmersión variable según ensayo.

Además, de forma adicional se pueden incluir dos letras después de los dígitos. La primera de ellas, define el grado de protección contra el acceso a partes peligrosas, sólo para aquellos casos en los que la protección efectiva es más eficaz que la indicada por la primera cifra. La segunda letra es la W y asegura que la pantalla está protegida contra las inclemencias de su exposición a la intemperie. En cualquier caso, estas dos nomenclaturas son opcionales.
Las luminarias con un elevado grado de IP suelen denominarse luminarias estancas, dada su impermeabilidad y aislamiento.

Las luminarias de Airfal cuentan con una protección IP definida y especificada en sus fichas técnicas y descripciones. Entre las páginas del catálogo Airfal encontramos gran variedad de pantallas que van desde la más baja IP hasta la más alta posible, como es el caso de la luminaria OVEN, que con un IP68 es una de las envolventes que más estanqueidad presenta.
En el otro lado de la balanza encontramos luminarias decorativas, que por encontrarse en lugares de interior de locales, no necesitan una elevada protección contra el polvo o el agua, lo que la protege contra cuerpos sólidos extraños de diámetro superior a 12.5 mm, pero no la protege contra el agua.

Código IK

Este código define el grado de protección contra los impactos mecánicos nocivos y protegiendo el equipo interior. Las letras IK están siempre acompañadas de dos dígitos que van desde el 00 al 10 e indican la fuerza máxima de un golpe en julios que pueda recibir una luminaria sin que ésta sea dañada. Esta nomenclatura define la totalidad de la luminaria, si no es así, debe especificarse el IK que corresponde a cada parte diferenciada.

Las luminarias con un elevado grado de IK suelen denominarse luminarias anti vandálicas, en alusión a la resistencia a posibles actos vandálicos. En Airfal contamos con un amplio catálogo de luminarias con IK 10, como es el caso de la luminaria TR2 o la Flame.

La IK e IP en las luminarias con módulos LED

Las luminarias LED son muy sensibles al calor y aunque esta fuente de luz emite menos calor que otras, es preciso disiparlo de la mejor manera posible para que el exceso de temperatura no acorte su vida útil. Además de la propia fuente de luz, el driver que alimenta estos leds también genera un calor extra que debe sacarse del cuerpo.

Cuanta más protección tiene una luminaria más aislada está y por consiguiente, más dificultades se encuentran para disipar el calor. Un elevado IP complica el intercambio de aire entre el interior y el exterior y un mayor IK implica un mayor grosor en el cuerpo de la luminaria.

Ante estas particularidades del LED, el departamento técnico ha logrado mantener los niveles de protección y resistencia sin disminuir la calidad de la luz gracias por un lado, a la búsqueda constante de un LED que emita la mayor cantidad posible de luz por W consumido, de modo que emita el menor calor posible por unidad de potencia y gracias también a la búsqueda de módulos LED que soporten la mayor temperatura de trabajo.

Airfal trabaja con Philips, ELT o Tridonic, ya que cumplen con estos requisitos y destacan por su gran calidad, durabilidad y fuerza lumínica. La apuesta por parte de Airfal por las mejores marcas del mercado es un signo inequívoco de la importancia que desde la empresa se da a la calidad.
Con los mejores equipos y las máximas envolventes, Airfal ha logrado crear una amplia gama de luminarias con módulos LED que mantienen las máximas garantías de calidad y protección y un ahorro importante para el consumidor.

Luminarias Airfal

El catálogo Airfal cuenta con una amplia gama de luminarias con diversos grados de protección, ajustándose así a todas las demandas de nuestros clientes. De este modo, las luminarias con un IP e IK bajo son perfectas para su instalación en zonas de oficina o establecimientos, en los que están colocadas a mucha altura y no se enfrentan a condiciones ambientales adversas.

Por su parte, las luminarias con un elevado IP suelen instalarse en lugares húmedos o con entornos hostiles, expuestos a la suciedad o la intemperie. Asimismo, una luminaria con un elevado IK es perfecta para lugares de trabajo o zonas expuestas a muchas aglomeraciones por su resistencia a los impactos. En el catálogo Airfal encontramos la Rinox, una luminaria con IP68 e IK10, cuya envolvente se adapta perfectamente a condiciones adversas y puede ser sumergida a 2 metros de profundidad.

También la TR1 es otro buen ejemplo de elevada protección. Aúna alta eficacia y elevado confort visual y se puede instalar en multitud de aplicaciones arquitectónicas como despachos, espacios públicos, salas de presentación, locales comerciales o sucursales bancarias.

Al contrario de lo que se puede creer, una luminaria con un IP máximo no implica necesariamente que su IK sea también 10, y viceversa. Un ejemplo de ello lo encontramos en el modelo Range, con IP68 e IK07. Este modelo está indicado en lugares con condiciones ambientales que requerirían el uso de materiales resistentes al ataque químico o requerimientos de limpieza muy profunda como laboratorios, fábricas de piensos o de procesamientos de alimentos o farmacéuticas. También la luminaria Pyros, con IP66 e IK10 es un ejemplo de que el máximo IK no implica el máximo IP. Este modelo de luminaria, además de antideflagrante, presenta una gran resistencia a los golpes.

En la familia de las luminarias LED destaca por ejemplo la luminaria Silver, con IP68, que presenta la solución perfecta para iluminar espacios donde se requiera una luminaria con una alta calidad y capaz de soportar las peores condiciones y los hidrocarburos, lo que hace que sea ideal para su uso en: campanas de cocina industriales, viveros, fuentes, piscinas, iluminación directa de maquinaria (resistente a golpes), iluminación exterior.