Mejorar la eficiencia de la iluminación en los data centers

En la era del big data y del cloud computing, los centros de hosting y procesamiento de datos digitales se multiplican en la periferia de cada gran metrópoli. Estos mega data centers hospedan los servidores de datos de grandes empresas multinacionales, administraciones, plataformas de mercados financieros … Sus superficies siguen ampliándose a medida que van creciendo las necesidades de almacenamiento en todos los continentes y según la Universidad de Stanford, el consumo de energía de los data centers aumentó en unos 56% entre 2005 y 2010, lo que representa aproximadamente el 1,5% del consumo mundial de electricidad.


Los servidores son grandes consumidores de electricidad asimismo los estudios de prospectiva auguran una triplicación de las emisiones de C02 de los servidores informáticos, las cuales ahora representan el 2% de las emisiones de CO2 en todo el mundo.
Por lo tanto mejorar continuamente la eficiencia energética es un reto crucial que debe ir junto con el desarrollo cada vez mas extenso y necesario de esos data centers. Cada data center quiere mejorar su PUE (power usage effectiveness), un indicador que mide la relación entre la energía total consumida por un centro de datos y la energía consumida por sus servidores. Con un PUE más cerca de 1, mejor será el rendimiento. Ademas de los avances continuos para minimizar el consumo de los propios servidores, y aunque la iluminación consume solo entre el 3 y el 5% de la electricidad necesaria para los centros de datos, esta constituye también una herramienta importante para optimizar el consumo de energía y reducir el impacto ambiental de estos gigantes almacenes de servidores.
Según numerosos expertos, mejorar la eficiencia energética de los centros de datos pasa por el diseño de sistemas de iluminación inteligente y eco-monitoreada combinados con el uso de luminarias de tipo LED. Sin embargo, no sera suficiente instalar lamparas LED para optimizar la iluminación de un datacenter. Existen diferentes enfoques a la hora de diseñar la iluminación que lograra la mayor eficiencia global usando la menor cantidad de luminarias posible. Gracias a la implementación de sistemas de iluminación inteligentes, los centros de servidores pueden personalizar su iluminación para adecuarla a sus necesidades, incorporando dispositivos tales como:
– sensores que detectan cualquier movimiento para la gestión de la iluminación y asegurarse de que las luminarias sólo se encienden cuando los empleados lo necesitan. La iluminación acompaña sus movimientos dentro del centro, limitando el uso de la luz sólo donde se necesita (sistema «follow me»);
– luminarias LED, ya que utilizan menos energía, generan menos calor, son regulables y su vida útil más larga reduce los costos de mantenimiento;led-bulb
– sistemas que garantizan el mejor aprovechamiento de la luz del día para adaptarse automáticamente a los niveles de iluminación requeridos;
– programación de una iluminación adaptada a las necesidades en diferentes momentos del día;
– un sistema de alarma automática en caso de falla en el sistema de iluminación para alertar a los encargados del mantenimiento de los centros;
– captura y registro de datos específicos de cada luminaria para analizar su uso y optimizarlo para evitar cualquier desperdicio.