La tecnologia OLED : un futuro brillante

oled¿ Le resulta difícil elegir entre lámparas LED y lámparas fluorescentes compactas ? Prepárese para la llegada de una nueva tecnología que tendrá un impacto importante en el mundo de la iluminación: la iluminación OLED. La forma con la cual iluminamos nuestras vidas está a punto de cambiar con las OLEDs (Diodos orgánicos emisores de luz, OLED).

Se han logrado avances significativos en los últimos años en el campo de la tecnología OLED. Mientras que la iluminación LED (diodos emisores de luz) utiliza pequeñas fuentes de luz brillante, y produce una luz que se asemeja a la de las bombillas tradicionales, con la tecnología de iluminación OLED, la luz es emitida por bases planas que tienen la apariencia de cuadrados brillantes o de rectángulos. La luminarias OLED tienen ahora una vida útil bastante larga, que les permite ser utilizadas en aplicaciones comerciales o domésticas. Una lámpara OLED tiene una vida útil de alrededor de 30 000 a 40 000 horas – un poco menos que las LED que pueden alcanzar los 50 000 horas, pero su vida útil es mucho más alta que las lámparas fluorescentes compactas.

Los paneles OLED generalmente producen una luz difusa, y podemos mirarlos sin riesgo de deslumbramiento, sin tener que añadir reflectores o difusores. Los paneles OLED actualmente tienen un alto coste de fabricación, pero tendrían que empezar a caer, y las aplicaciones residenciales o comerciales comenzarán a multiplicarse. En el futuro, las luminarias LED y OLED tendrían que coexistir debido a ventajas técnicas distintas.

La eficiencia energética de las OLED es por supuesto un punto clave, pero una gran ventaja de las luminarias OLED es que van a conducir a nuevos usos novedosos de la luz. Una empresa italiana propone una fuente de iluminación artificial que proporciona la ilusión de un pleno sol en un cielo azul. Este accesorio está diseñado con paneles OLED y está pensado para cuartos cerrados sin ventanas. Permite recrear una luz casi natural. Su inventor cree que su luz permitirá la construcción de edificios subterráneos, verdaderos “earthscrapers” en lugar de nuestros “rascacielos”. Las OLED podrán convertirse en el futuro en fuentes de luz para cualquier elemento que podamos imaginar.