Iluminación en espacios comerciales

La iluminación es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de diseñar un establecimiento comercial, ya sea grande o pequeño. La iluminación dice mucho de nuestro negocio y es parte imprescindible de la imagen de marca que queremos proyectar, sobre todo en grandes establecimientos, que incluso cuentan con protocolos y decálogos de iluminación para unificar todos sus tiendas.

Estos establecimientos poseen unas características de instalación distintas a otras grandes superficies ya que permanecen encendidas durante horas de forma ininterrumpida.  El consumo debe ser por lo tanto lo más reducido posible para evitar que los costes de factura sean muy elevados, sin perjudicar la calidad de la luz. Además, las luminarias de estas instalaciones deben tener un diseño atractivo en concordancia con el resto del establecimiento.

Otro aspecto relevante en la iluminación de los comercios es que disponen de distintos espacios con funciones y necesidades diferentes, igual que no todos los comercios requieren el mismo tipo de iluminación. Lo primero que encontramos en una tienda es su escaparate, cuya función principal es seducir, atraer y distinguirse del resto de comercios. Tras cruzar el umbral de la puerta, debemos encontrar un espacio abierto que muestre los productos ofertados. Dentro de la propia tienda distinguimos varias zonas, como el mostrador, la parte de estanterías o los probadores en caso de ser una tienda de ropa.

La iluminación supone en estos casos una parte integral de la arquitectura, puesto que ayuda a diseñar los espacios, pero es también una base en la estrategia de marketing, más concretamente del marketing lumínico. La luz, su color, su calor, su posición y su conjugación con la distribución del espacio influyen en el cliente y en su estado de ánimo, y esto, bien conjugado, se traduce en una mayor satisfacción del consumidor y un aumento de las ventas.

La luz, a través de la combinación de sobras e iluminación permite destacar ciertos productos o secciones, mientras que obvia aquello que queramos que pase desapercibido, como una puerta de almacén o una estantería con productos que no sea prioritario vender. Asimismo, la iluminación puede marcar el camino hacia la caja, los probadores o hacia un artículo que está de promoción.

Ilumunación de las Bodegas Enate por Airfal

Qué luminarias utilizar en cada espacio

Para la iluminación del escaparate, desde Airfal proponemos la utilización de Downlights, que ofrecen una luz clara, atractiva y de calidad y que además no tiene un consumo elevado. En el interior, la iluminación debe ser menos intensa que en el escaparate y es aconsejable que sólo haya una temperatura de color.

Para la zona de estanterías los expertos de Airfal recomiendan el uso de luminarias decorativas, como el modelo F40 o Cobras, que permiten su colocación con distintas formas geométricas como cuadrados o aspas y centran la luz en zonas concretas. Esta fórmula se utiliza mucho en tiendas de alimentación o grandes almacenes de ropa.

Como hemos comentado, la luz es otra forma de marcar el camino, y para los pasillos de los comercios como en el caso de los supermercados, desde Airfal aconsejamos el uso de la luminaria Delta en carriles. Los carriles sirven como soporte de la luminaria puramente mecánico, pero también permiten la opción de incluir por dentro los cables de alimentación y colocar asimismo los conectores entre la luminaria y el carril. Esta solución es perfecta para grandes superficies que requieren largas hileras de luz.

Una luminaria muy utilizada en estas estructuras es la Nevada, que además de ofrecer luz de calidad tiene una gran versatilidad gracias a la posibilidad de hacer diferentes formas y figuras y la variedad de colores disponibles. Por otro lado se puede incorporar difusor o lama, y además de en comercios, se suele utilizar en parques infantiles.

Para otorgar un mejor acabado a la zona de la pared, una solución muy utilizada en el sector es el foseado. Se trata de “esconder” la luminaria tras una pequeña elevación de escayola. De este modo se oculta el modelo, pero se proyecta la luz hacia el techo o el suelo, según convenga al diseño. Para esta aplicación desde Airfal aconsejan el uso de Minideltas, un modelo ligero y estilizado, perfecto para las zonas donde existen limitaciones de espacio. Algunas importantes cadenas de tiendas españolas como Día, Bonárea o Pull&Bear iluminan sus espacios con nuestras luminarias técnicas.

En los últimos años, la arquitectura moderna se está inspirando en diseños industriales y funcionales, y en ellos encajan a la perfección las regletas industriales de Airfal. Un ejemplo de ello es el museo y la bodega de venta al público de Enate, que ha hecho uso del modelo Minidelta para sus pasillos.

Otra herramienta muy útil para la iluminación de comercios es el uso de sistemas de regulación. Este método permite tener un alumbrado que ofrece la posibilidad de adaptar a las necesidades de cada instalación y situación, creando ambientes adecuados para cada momento y proporcionando tanto un alto grado de confort como un elevado ahorro de energía. En la instalación de un comercio se pueden combinar circuitos conectados a los reguladores, y otros circuitos no regulables.

Esta combinación de los dos tipos de circuitos permite enfatizar zonas y crear distintos ambientes dentro de un mismo comercio. Todas las luminarias Airfal están preparadas para integrarse en un sistema de regulador, desde la Superdelta hasta la TR1, pasando por la Metallic.

El ahorro de energía que pueden proporcionar los sistemas de regulación y control, tiene un efecto muy positivo desde el punto de vista ecológico, ya que permite disminuir el consumo de energía, los cambios de lámparas y ayuda también a pFrutas Berdejo-20120718-22reservar el medio ambiente.

Otra alternativa muy solicitada también desde los comercios es la tecnología LED, que además de calidad lumínica ofrece un importante ahorro energético y económico. Airfal dispone de una amplia gama de luminarias estancas con módulos y tubos LED, muy solicitada por parte de los instaladores. En el último año, han sido varias las grandes marcas que han instalado nuestras luminarias en centros comerciales y grandes superficies, como la TR3 en el centro comercial Plaza Tlalne Fashion Mall en México D.F.

La tecnología LED, en auge desde hace algunos años, se está asociando cada vez más a la domótica, que se define como la integración de la tecnología en el diseño inteligente de un recinto cerrado. Esto permite controlar la iluminación desde distintos dispositivos, favoreciendo así la gestión eficiente de los aparatos de iluminación, incluso desde la distancia.