Airfal logra los Certificados de Exportador Autorizado de Origen

Airfal International obtiene los Certificados de Exportador Autorizado de Origen que concede la Agencia Tributaria a nivel estatal y el recientemente creado Registro REX a nivel europeo. Esto no sólo facilita la burocracia en las exportaciones, sino que además ofrece una garantía estatal a los compradores de que tanto la empresa como la mercancía cumplen con unos rigurosos requisitos de calidad y certificaciones.

Airfal International obtiene el Certificado de Exportador Autorizado de Origen que otorga la Agencia Tributaria a nivel estatal y el recientemente creado Registro Rex a nivel europeo. Estos certificados acreditan que la mercancía objeto de exportación se encuentra bajo las directrices de los Acuerdos Preferenciales convencionales de la Comunidad Europea y que la empresa que lo sustenta cumple con todos los requisitos exigidos por todos los organismos competentes.

Se trata de unos certificados que eximen a la empresa titular de los mismos de gestionar el EUR-1, un trámite burocrático que era necesario realizar en cada una de las exportaciones que Airfal realizaba a países con Acuerdos de Libre Comercio con la UE. En el caso de la compañía, esto suponía una carga de trabajo muy importante ya que Airfal exporta a más de 50 países en todo el mundo.

Para obtener estos certificados es necesario que la empresa realice exportaciones de forma frecuente a países con los que la Comunidad Europea tiene celebrados Acuerdos Preferenciales en los que esté prevista la posibilidad del procedimiento simplificado de exportador autorizado. Además, que los productos objeto de exportación cumplan las normas de origen y demás requisitos establecidos.

A nivel burocrático, la empresa ha debido presentar junto con la solicitud una descripción exhaustiva de los productos fabricados objeto de exportación, así como una partida arancelaria de los mismos. También una descripción de las materias primas utilizadas en la fabricación de los productos exportados, entre otros requerimientos relativos al material. Además, es imprescindible presentar el número total de EUR-1 presentados en los últimos 24 meses, así como la identificación de una única persona como máximo responsable de la Administración.

El Certificado queda reflejado en cada una de las facturas de Airfal que acompañan la exportación, con un epígrafe en el que se especifica el número otorgado por la Agencia Tributaria.

La Exportación en Airfal, un pilar básico
Airfal International vende fuera de nuestras fronteras casi desde su nacimiento, cuando su primera luminaria, el Modelo 1, ya era objeto de exportación. Desde entonces, la presencia de Airfal en el extranjero no ha hecho sino crecer.
Actualmente la exportación supone en torno al 50% de su facturación y se prevé que esta cifra aumente en los próximos años ya que desde la compañía se ha hecho una a puesta firme por el mercado extranjero.

A pesar de que Francia sigue siendo el principal cliente de Airfal, con una facturación que ronda el 25% del total de la facturación, desde Airfal se ha apostado en los últimos años por Latinoamérica. Airfal trabaja junto con una empresa afincada en México y Panamá que distribuye el producto de la compañía por todo el continente.

Asimismo, Airfal cuenta con una muy buena valoración en toda la zona de Oriente Medio, donde desde hace décadas compran sus luminarias. Esta buena imagen, se ha visto reforzada gracias a la apuesta de Airfal por fabricar todos sus productos en sus instalaciones de Zaragoza y con proveedores 100% europeos. El MADE IN SPAIN de Airfal, su apuesta por la Excelencia, el compromiso por la inclusión social de personas con discapacidad intelectual y la calidad probada de sus luminarias son su máxima garantía.